Placas de plástico con menor huella ambiental

A través de proyectos de investigación y con la intención de ofrecer soluciones sostenibles, diseñamos placas de plástico con una huella cada vez menor. 

Fabricamos mediante el ecodiseño y la optimización de los recursos para ofrecer placas de plástico de gran calidad que se adapten a las expectativas de nuestros clientes.

Líneas de actuación para la reducción del impacto de nuestros productos

El ciclo de vida del plástico, desde la extracción del petróleo, su refino, la transformación, la energía utilizada, el transporte desde el proveedor y hacia el cliente e, incluso, su descomposición en el entorno si no se gestiona correctamente, tiene grandes impactos ambientales. Aún así, el plástico sustituye a materiales más perjudiciales para el cambio climático, y es que algunos tipos de plástico tienen una huella de carbono mayor que otros tipos de envases, por ejemplo, pero se necesita menos cantidad, ya que el plástico es ligero.

El mayor peso de la huella de carbono (para fabricar un kilo de plástico con material virgen se emiten 3,5 Kg de CO2) recae en las fases previas a la llegada a NUDEC de las materias primas y, aunque optimizamos nuestro proceso para que sea lo más eficaz posible, el gran trabajo está en la selección de materias primas (y su transporte) que utilizamos en nuestros productos. Si fabricamos con materiales reciclados, al evitar la primera fase del proceso de producción (extracción, refino y transporte), se reduce la huella de carbono un 49 %.

Materias no fósiles

Desde 2021, NUDEC cuenta con la primera placa transparente de policarbonato en la industria del plástico basada en materia prima no fósil renovable procedente de tall oil. El producto final ofrece una huella de carbono significativamente menor (de hasta el 61 %) y reduce la utilización de fuentes fósiles en hasta un 35 %.

Material de producción

A pesar de que no se puede considerar ni certificar como plástico reciclado, reaprovechamos todos nuestros recortes de fabricación para reducir la generación de residuos y convertirlos en materia prima. Actualmente, no existen flujos de materiales reciclados de los polímeros técnicos que utilizamos en nuestros productos.

Materias recicladas

Gracias al desarrollo tecnológico junto con nuestros proveedores, utilizamos materias primas recicladas clasificadas como post-consumo. Las placas de plástico resultantes son de alta calidad y mantienen las mismas características ópticas, mecánicas y térmicas que las fabricadas con materia prima virgen. Así, colaboramos con la economía circular.

Gama de productos RC

Un paso más en la dirección definida por nuestro programa Cyrclus Ecosys, cuyo objetivo es ahorrar recursos, minimizar el impacto ambiental de nuestra producción y fabricar productos lo más sostenibles posible. Estas placas de plástico contienen entre el 40 y el 50 % de material triturado de nuestra propia fabricación. Los descartes técnicos de producción se procesan in situ y se reintroducen en el proceso de extrusión, lo que reduce el material desechado y convierte los descartes en materia prima

PET RC

PETG RC

PMMA RC

Placas de policarbonato RW

Mediante el enfoque de balance de masas, NUDEC fabrica placas de plástico con un alto porcentaje de materia prima renovable con las mismas características y calidad que NUDEC PC en grado estándar.
ISCC PLUS (International Sustainability & Carbon Certification), un sistema de certificación de sostenibilidad con el cual establecemos la trazabilidad en las cadenas de suministro de materia prima de origen renovable. De esta manera, contribuimos con el cambio hacia la economía circular y la bioeconomía, manifestando transparentemente nuestras contribuciones.

La innovación de los productos RQ

Certificados con ISCC+, como las placas de plástico RW, estos productos se fabrican con materia prima reciclada tras el uso por parte del consumidor final, lo que les aporta un alto valor de sostenibilidad al evitar su gestión en vertederos o incineradoras y sustituir a material virgen de origen fósil en la fabricación.

Esta línea de productos es la que mejor responde a la economía circular ya que, mediante el reciclado químico, es posible la recuperación de residuos plásticos generados por los consumidores y que están muy degradados, que pueden contener contaminantes o que son demasiado complejos para valorizar por otras vías.

Existen diversas tecnologías de reciclado químico (como la pirólisis, la solvólisis o la degradación enzimática), posibilitando la recuperación del plástico para incorporarlo a la economía circular, pasando de ser un problema para la sostenibilidad a parte de la solución. Pero, para ello, es necesaria la colaboración de fabricantes, consumidores y recicladores.